Política de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Disfrutar comiendo

El apetito de los niños y niñas no funciona como el de las personas adultas y a menudo, obligarles a comer puede ser contraproducente ya que, a menudo, provocaremos que terminen odiando un determinado alimento. En Europa, el porcentaje de niños y niñas con déficit de grasas, proteínas o energía es mínimo, sin embargo, son más frecuentes los trastornos alimentarios como la obesidad infantil. Existen estudios científicos que relacionan el origen de los trastornos alimenticios con el ambiente que se genera en torno a la mesa.

La hora de comer es un momento para disfrutar con tranquilidad. Como es natural, los niños y niñas no tardan en desarrollar preferencias: unas cosas les gustan más que otras. Tanto sus familias como quienes nos ocupamos de su desarrollo queremos que coman de todo y en cantidades suficientes. Que no abusen de ningún alimento en detrimento de otro.

No importa si a un niño o niña sólo le gusta una verdura o dos tipos de fruta, lo importante es que esté predispuesto o predispuesta a probar nuevas preparaciones o ingredientes, y esto se consigue haciendo que la comida se relacione con una experiencia placentera. Hacer que la hora de comer se convierta en un momento para disfrutar está en nuestras manos.

¿Cómo lo conseguimos en Mahi-Mahi? Generar nuevas dinámicas, transformar el espacio para hacerlo más agradable, hacer que cada día sea especial generando expectación mediante juegos o actividades, trabajar nuevas presentaciones de la comida, introducir nuevos ingredientes y combinarlos… son algunas de las maneras para que la hora de comer de los niños y niñas en Mahi-Mahi sea una pausa para disfrutar a la vez que se aprende.

Volver a bitácora