Política de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.Política de Cookies..

Alimentación de calidad

Siempre decimos que Mahi-Mahi es más que un comedor, que es un espacio para el desarrollo, en el que seguir aprendiendo y vivir nuevas experiencias. Pero no debemos olvidar cual es su base: la alimentación. 

Ofrecer una alimentación saludable y de calidad, un menú equilibrado que se ajuste a las necesidades de cada comensal. Para ello contamos con materia prima de calidad, ofreciendo producto ecológico y/o local en un 40% de los días de servicio.

Desde la elaboración de menús equilibrados, hasta la elección de los productos que se utilizan en estos o la manera de cocinarlos. Cuidamos hasta el último detalle para asegurar una alimentación sana y de calidad a nuestros comensales. Revisamos las fichas técnicas de todos los productos que adquirimos, realizamos catas de los productos e incluso visitamos las instalaciones de nuestros proveedores. 

Somos partidarios de las cocinas in situ, de elaborar lo que se sirve en cada centro, en el mismo centro. Pero entendemos que no siempre es posible, por eso, en los casos en los que el centro educativo no dispone de espacio para tener una cocina, elaboramos los menús con mimo en nuestras cocinas centrales, los cuales transportamos después a los comedores. Estos menús transportados son elaborados el mismo día en el que son servidos.

Nuestra nutricionista se encarga de diseñar todos los menús de los centros, menús que trimestralmente son entregados a las familias, declarando los alérgenos que puedan contener y ofreciendo una propuesta de menú para complementar la alimentación de los niños y niñas con la cena. Además, todos y todas que requieran de una dieta especial, disponen de una dieta elaborada de manera personalizada, siguiendo las indicaciones de sus informes médicos.

Trabajamos para ayudar a los niños y niñas en su desarrollo, desde lo nutricional, hasta lo educativo. Inculcando hábitos de vida y alimentación saludables, animándoles a probar nuevos alimentos, ofreciendo recetas de otras culturas y nuevas maneras de cocinado.

Volver a bitácora